Fundación MAFRE

Cuida tu mundo

Blog Comparte
Medidas de seguridad en las instalaciones eléctricas

1. Reparaciones: antes de realizar cualquier reparación o instalación, será conveniente cortar la corriente, incluso cuando se trate de acciones tan sencillas como colocar una bombilla. El contacto con una fuente de energía eléctrica puede producir una descarga de electricidad en nuestro cuerpo y ocasionar graves daños. No obstante, se recomienda que todas estas reparaciones se realicen por un tecnico cualificado.

2. Cables: periódicamente, es recomendable revisar el estado de las instalaciones eléctricas del hogar, fijándose sobre todo en las condiciones de los cables. Si se percibe un cable pelado o con el material aislante desgastado será prudente cambiarlo lo antes posible.

3. Fusibles: antes de cambiar un fusible fundido es importante comprobar la intensidad en amperios para la que ha sido calibrado, para colocar otro nuevo de la misma intensidad. En ningún caso se debe instalar uno de mayor capacidad ya que al no estar preparado para la instalación en concreto, no la protegerá debidamente pudiendo dar lugar a cortocircuitos o incendios. En caso de duda, consultar a un profesional.

4. Limitadores: los cortes de luz, las instalaciones defectuosas o una simple subida repentina de tensión en la línea pueden provocar que la instalación eléctrica del hogar se sobrecargue, dando lugar a cortocircuitos y dañando los componentes. Una manera efectiva de evitar accidentes por sobrecargas es colocar limitadores de intensidad que interrumpan el flujo energético en el momento en que se sobrepase la intensidad máxima soportada por el cableado.

5. Enchufe: si se desea desenchufar un aparato, es mejor hacerlo tirando de la parte aislante que incorpora el enchufe, en vez de tirar del cable, ya que puede dañarse y romperse.

6. Niños: los enchufes despiertan gran curiosidad en los niños pequeños, por lo que es conveniente cubrirlos con tapas cuando no estén en uso para evitar que introduzcan objetos en ellos y puedan tener un accidente.

7. Mascotas: Por su forma y colores, los cables suelen atraer la atención de las mascotas e incluso de los bebés en etapa de dentición que ven en ellos un excelente mordedor. Mantener todos los cables escondidos y fuera de su alcance evitará accidentes.

8. Sobrecalentamiento: en la medida de lo posible, es aconsejable desestimar el uso de regletas múltiples para enchufar aparatos eléctricos. En el caso de ser necesario su uso, se debe intentar enchufar en ellas tan sólo aparatos de baja potencia como televisores, vídeo o radios. Los electrodomésticos como lavadoras, microondas o planchas siempre será mejor que cuenten con un enchufe propio para evitar sobrecalentamientos.

9. Humedad: la humedad puede producir falsos contactos y, en consecuencia, provocar cortocircuitos o incendios en las instalaciones eléctricas. Por lo que es aconsejable que los electrodomésticos y los aparatos eléctricos se mantengan alejados de zonas donde se concentre vapor de agua y niveles altos de humedad, como son el baño o el fregadero de la cocina.

10. Agua: nuestro cuerpo puede funcionar como conductor de la electricidad. Para evitarlo se debe prestar atención a no tocar ni manipular ningún aparato eléctrico con las manos húmedas o mojadas, o descalzos.

TwitterLinkedInGoogle+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Archives

FUNDACIÓN MAPFRE, a través de su Área de Promoción de la Salud, ha creado este site, cuyo objetivo es dar un servicio a la sociedad, a través de la transmisión y difusión de materiales relacionados con la salud, prevención de accidentes y conservación del medio ambiente.